Frontpage Slideshow | Copyright © 2006-2011 JoomlaWorks Ltd.

 

Inicio Facebook twiter Contáctenos

 

En 1923, en gran parte a instancia de Monseñor Basilio Plantier la Congregación Marista hace su aparición en la cálida ciudad de San Miguel el Primer Colegio Marista en Centroamérica y es lógico que se refiera al Instituto Católico de Oriente, fundación que contó con todo el apoyo de Monseñor Juan Antonio Dueñas y Argumedo. El prestigio de los Maristas en Oriente bien pronto cundió por todo el país y Monseñor Belloso y Sánchez que miraba al Liceo Salvadoreño como: “la niña de sus ojos”, decidió confiar la dirección del colegio a la prestigiada Institución Marista para que el Liceo Salvadoreño perdurara y continuara su función educativa con mayor prestigio.

Los Maristas dirigen el Liceo Salvadoreño a partir del 1924, siendo sus fundadores: el Hermano Arnoldo Erviti, primer Director; el Hermano León Guillermo como Sub-Director, quienes tuvieron la colaboración de los Hermanos Cristóbal Epifanio, Daniel Celestino y Pedro Ernesto.

 

El Liceo Salvadoreño inició sus labores el 2 de febrero de 1924 con 72 alumnos; de ellos 15 eran internos. Se comenzó con Primaria.

El prestigio del colegio bien pronto ascendió en todos los niveles. Sus alumnos fueron modelos de eficiencia, al grado tal que se destacaron en los exámenes finales que entonces se practicaban en el Instituto Nacional, la formación moral y religiosa de los educandos fue notoria y a partir de 1932 el Liceo inicia una vida deportiva que coadyuva a la preparación integral de la juventud liceísta y cuyo prestigio aún se mantiene.